Version: v1.1

Portal Independiente de Información Financiera

Sábado, 4 de Julio de 2020

banner
JPM

El Bundesbank prevé que la economía alemana se contraerá un 7% este año

El Bundesbank prevé que la economía alemana se contraerá un 7% este año, pero crecerá de nuevo un 3% en 2021 y un 4% en 2022, y considera que las medidas adoptadas por el Gobierno alemán van a contribuir notablemente a la estabilización.

El Bundesbank prevé que la economía alemana se contraerá un 7% este año

El Bundesbank publicó hoy sus nuevas proyecciones semestrales macroeconómicas, de crecimiento e inflación.

En diciembre del año pasado, el banco central de Alemania pronosticó que la economía alemana crecería este año un 0,6%, por lo que se ha producido una fuerte revisión a la baja.

Para 2021 y en 2022 el Bundesbank pronosticó un crecimiento de un 1,4% respectivamente, por lo que se produce una fuerte revisión al alza como consecuencia de la recuperación a la "recesión profunda" en el segundo trimestre.

"Las finanzas estatales aportan una notable contribución a la estabilización", según el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.

"Un estímulo más es adecuado en la situación actual y valoro el programa coyuntural de forma positiva", dijo Weidmann.

Los socios de la gran coalición de la canciller Angela Merkel acordaron este miércoles un plan de reactivación de la economía pospandemia de un volumen de 130.000 millones de euros para apoyar a las familias, los Gobiernos locales y que prevé una reducción de impuestos.

Como consecuencia de la pandemia y de las medidas para combatirla, la economía se ha contraído de una forma extraordinaria en el primer trimestre de 2020.

Para el segundo trimestre las proyecciones del Bundesbank ven otra caída, incluso, mayor.

No obstante, el Bundesbank considera que se ha tocado fondo en abril y que la economía comienza a crecer de nuevo, aunque "la recuperación es contenida".

El Bundesbank asume en las proyecciones que a mediados del próximo año estará disponible una solución médica efectiva a la pandemia, lo que impulsará la recuperación.

"Sobre la evolución posterior existe una incertidumbre muy elevada", añadió Weidmann.

El Bundesbank revisa también fuertemente a la baja sus previsiones de inflación hasta el 0,8% en 2020 (1,3% en los pronósticos de diciembre), el 1,1% en 2021 (1,6% pronosticado en diciembre), y el 1,6% en 2022 (1,9% anterior).

La inflación subyacente, que descuenta los precios de la energía y los alimentos porque son más volátiles, se mantiene estable.

Los precios de la energía han bajado por el desplome del precio del petróleo, pero han vuelto a subir después.

La caída de la demanda ha presionado a la baja los precios de algunos servicios y algunas mercancías industriales, pero este efecto ha sido neutralizado porque la pandemia ha impulsado al alza otros precios, según el Bundesbank.

También destaca en las nuevas proyecciones que la crisis se refleja en el mercado laboral porque, pese a las prestaciones sociales como el trabajo a jornada reducida "Kurzarbeit", el desempleo ha aumentado notablemente de forma temporal.

No obstante, el Bundesbank no prevé que los mercados de trabajo y de bienes vayan a quedar dañados de forma permanente en Alemania debido a las medidas de apoyo económico-políticas y la estabilización del entorno internacional.

También pronostica que Alemania tendrá este año un déficit del 6 % del producto interior bruto (PIB) y un endeudamiento del 75 %, por los estabilizadores automáticos que ha aplicado el Gobierno alemán, pero los próximos años las finanzas públicas mejorarán con la recuperación económica.

banner